Maryknoll Office for Global Concerns

Representing Maryknoll Fathers & Brothers, Maryknoll Sisters, and Maryknoll Lay Missioners
  • Sri Lanka children - Jim Stipe
  • Golden calf on Wall Street
  • Seedbag
  • Altar in Palestine - R Rodrick Beiler
  • corn bags

Sexta semana de Cuaresma: El poder del amor sacrificial

De la Guía de reflexión para la Cuaresma de 2021: Hermanas y hermanos todos.

“Cristo Jesús, quien, siendo por naturaleza Dios, no consideró el ser igual a Dios como algo a qué aferrarse. Por el contrario, se rebajó voluntariamente … y se hizo obediente hasta la muerte,  ¡y muerte de cruz!” 
- Filipenses 2: 6, 8

En esta última semana de Cuaresma reflexionamos sobre las lecturas de la Pasión, leídas el Domingo de Ramos, esta vez del Evangelio de Marcos. Escuchamos los relatos de la Última Cena, de la agonía y la traición de Jesús, y de su crucifixión y sepultura. Nos quedamos esperando la conclusión –  la alegría de la Resurrección.

Aunque estos relatos nos resultan conocidos, esta semana podemos dar un paso atrás y recordar lo sorprendente que es este relato fundacional del cristianismo: que Jesús – Dios encarnado – se dejara traicionar, humillar y matar. Y que su resurrección de entre los muertos permitiera a toda la humanidad acceso a la vida eterna, junto con la renovación de toda la Creación.

La muerte de Jesús es el acto supremo de noviolencia –  el rechazo a rendirse ante la lógica de la violencia y el poder, revelando en cambio el poder del amor sacrificial como fundamento de la vida en Dios.

Los hombres y mujeres santos de todos los tiempos nos han mostrado cómo es vivir una vida de noviolencia y amor sacrificial, siguiendo el ejemplo de Jesús. A lo largo de su papado y especialmente en Fratelli Tutti, el Papa Francisco destaca el ejemplo de San Francisco de Asís:

“En aquel mundo[de la época de San Francisco], plagado de torreones de vigilancia y de murallas protectoras, las ciudades vivían guerras sangrientas entre familias poderosas, al mismo tiempo que crecían las zonas miserables de las periferias excluidas. Allí Francisco acogió la verdadera paz en su interior, se liberó de todo deseo de dominio sobre los demás, se hizo uno de los últimos y buscó vivir en armonía con todos. Él ha motivado estas páginas.”

San Francisco escandalizó a su sociedad por su rechazo a la riqueza y al poder. Con la gracia de Dios, también nosotros podemos ser testigos proféticos de una forma de vida diferente. 

El Papa Francisco continúa reflexionando sobre cómo la lógica de la violencia, la retribución, la seguridad y el poder dominan nuestro mundo hoy. En concreto, señala el horror de las guerras actuales y afirma que, dada la tecnología y el alcance de la guerra moderna, “hoy es muy difícil sostener los criterios racionales madurados en otros siglos para hablar de una posible “guerra justa”. ¡Nunca más la guerra!”(258) 

Asimismo, manifiesta claramente su oposición al uso y a la posesión misma de armas nucleares, escribiendo que la verdadera paz no puede depender de la capacidad mutua de aniquilarse el uno al otro. Por último, reitera que el uso de la pena de muerte no tiene sentido en un mundo en el que es posible mantener la seguridad de la sociedad sin ella. 

Esta semana, mientras reflexionamos sobre la pasión de Jesús y nos preparamos para celebrar la Resurrección, recemos para que el espíritu de humildad, noviolencia y amor perfecto que Jesús modeló permanezca en todas partes de nuestra vida. Que podamos ayudar a traer su reino de paz al mundo.

Preguntas para la reflexión:

¿Cómo te interpela la vida de San Francisco de Asís? ¿De qué manera podemos acoger la verdadera paz en nuestros corazones? 

Rezar

Oración de San Francisco de Asís

Hazme un instrumento de tu paz:
donde haya odio, lleve yo tu amor,
donde haya injuria, tu perdón, Señor;
donde haya duda, fe en ti;
que lleve tu esperanza por doquier;
donde haya oscuridad lleve tu luz;
donde haya pena, tu gozo, Señor.

Maestro, ayúdame a nunca buscar
querer ser consolado, como consolar;
ser entendido, como entender;
ser amado, como yo amar.
Es dando a todos que Tú nos das;
es perdonando que nos das perdón;
muriendo es que volvemos a nacer.

Amén.

Ayunar

Esta semana, y tal vez durante el tiempo de Pascua, comprométete a abstenerte de actuar sobre los sentimientos de ira hacia los que te rodean. Si te invade la ira o la frustración, práctica dar un paseo, un tiempo de silencio o retírate a la oración. Deja que la ira se calme y luego decide cómo responder. 

Actuar

Instar a la Administración Biden a que tome pasos concretos para reducir el arsenal nuclear de los Estados Unidos y trabaje por un mundo libre de armas nucleares: http://bit.ly/2021NoNukes

 

 

Foto de la estatua de San Francisco disponible en Pixabay: 
https://bit.ly/3qVOIhc. Foto de la Hna. Theresa Baldini, MM, y una familia de Sudán del Sur, cortesía de las Hermanas de Maryknoll.